Una de las mayores fuentes de contaminación en nuestro país proviene del transporte, ya sea de personas o de mercancías. Si bien el transporte genera grandes beneficios económicos y de desarrollo, ha sido necesario repensar esta industria para alcanzar métodos de transporte más sostenibles.

Transporte sostenible

La transformación de la industria del transporte

Pero para operar tal transformación en el sector del transporte, ha sido necesario solucionar grandes desafíos:

  • El enorme aumento de las necesidades de movilidad, tanto de mercancías como de personas en volumen de carga, sin obstruir las carreteras con automóviles o camiones nuevos.
  • Que los avances en la tecnología del transporte se canalizaran hacia sistemas de transporte más eficientes y mejor coordinados,
  • Que los combustibles fueran cada vez menos contaminantes e, incluso, con energía renovable, como los vehículos eléctricos. 

La necesidad de medios sostenibles de transporte se hace aún más urgente al tener en cuenta las cifras estimadas de crecimiento del sector. Según la OCDE, el transporte internacional se habrá multiplicado por 4,3 en 2050. 

Con este objetivo de alcanzar un transporte más sostenible se han desarrollado acciones en torno a las siguientes áreas:

  • Un transporte eficiente en el uso de los recursos y respetuoso con el medio ambiente.
  • Mejor movilidad, menor congestión, mayor seguridad
  • Liderazgo mundial para la industria europea del transporte.
  • Adopción de combustibles más sostenibles como el GLP, el hidrógeno o el gas natural.

En relación a este último punto, el transporte de mercancías a nivel local se puede conseguir con vehículos eléctricos. Sin embargo, a nivel nacional, la falta de una infraestructura de recarga hace más complicado el uso de este “combustible” para los vehículos grandes de transporte de mercancías. En un intento de solucionar este problema, en Suecia se ha desarrollado una carretera capaz de cargar vehículos eléctricos

El camino para conseguir un transporte sostenible de mercancías

La Comisión de Comercio y de Desarrollo de Naciones Unidas determinó las principales medidas que pueden ser adoptadas por las empresas de transporte internacional de mercancías.

  • Evitar el transporte ineficiente y los viajes vacíos o con poca carga
  • Adoptar formas de transporte más limpias, como puede ser sustituir el transporte por carretera por el ferroviario o reducir el transporte aéreo y potenciar el transporte marítimo. 
  • Usar fuentes de combustible más limpias, así como tamaños de vehículos y rutas más apropiadas
  • Mejorar la eficiencia energética, con vehículos más aerodinámicos, neumáticos anchos para reducir el peso y la resistencia a la rodadura, reducir tiempos de espera y reducir la velocidad…

Importancia de la tecnología en el transporte de mercancías

Una de las maneras de conseguir aumentar la sostenibilidad en el transporte es el uso de la tecnología. En este sentido son fundamentales las plataformas de gestión que permitan digitalizar la documentación necesaria de la operativa.

Este tipo de plataformas también permiten una mejor planificación de las rutas, indicando cuáles son las mejores y más eficientes. El uso de determinados algoritmos basados en inteligencia artificial y big data hace que la planificación de las rutas sea mucho más exacta.