Los palés son un elemento esencial de la logística de cualquier empresa, aunque acostumbramos a verlos como un simple trozo de madera que sirve de soporte al material que se busca transportar. Conocer un poco mejor estas piezas y saber dónde comprarlas es básico para valorarlas más. ¿Te has preguntado alguna vez, por ejemplo, cuanto cuesta un pallet? Nos ocupamos de hablarte al detalle de ello.

Siendo uno de los modelos más empleados a nivel nacional e internacional, conocer el peso de un palet europeo puede resultarte muy útil para optimizar las cargas que se manejan en tu empresa. Consulta en este artículo si este modelo se ajusta perfectamente a tus necesidades o si deberías decantarte mejor por otra paleta.

El peso de un palet europeo

El también conocido como europalé queda estandarizado de manera oficial tanto en Europa como en España con la norma UNE-EN 13698 – 1:2003 de especificación sobre la producción de este tipo de plataformas. Es aquí donde queda recogido que sus medidas deben de ser 1200 x 800 x 145 milímetros.

En lo que respecta a su peso, el palé europeo de madera puede rondar los 25 – 27 kilogramos. Por su parte, puede soportar unas cargas dinámicas de unos 1500 kg y estáticas de 4500 kg.

Para asegurarte de que te encuentras ante un auténtico palé europeo, debes comprobar que lleva el sello EUR y el EPAL. Esta es la clasificación otorgada por la Asociación Europea del Palé que garantiza que el peso, las medidas y el modo de fabricación cumplen con los estándares de calidad que se presuponen a la paleta europea.

Principales características del europalé

Adoptado de manera general por la Comunidad Europea hace ya 50 años, las ventajas que lo hicieron merecedor del primer puesto siguen estando vigentes a día de hoy. Permitió no solo mejorar las relaciones internacionales al simplificar los procesos de manipulación de las mercancías, sino que, además, unificó los criterios de los diferentes países.

Aunque por norma general se fabrica en madera, también podrás encontrarlo en otros materiales, como, por ejemplo, el plástico, el cartón o el metal (siendo el peso algo más elevado en este caso). Para elegirlo con acierto, debes considerar el tipo de producto que va a portar y la capacidad presupuestaria de tu empresa.

Por ejemplo, los palés de metal son los más caros de todas las opciones disponibles, pero también cuentan con las mejores condiciones higiénicas para cumplimentar los requisitos sanitarios más exigentes.

Se calcula que los camiones tipo tráiler pueden transportar un total de 33 europalés dispuestos en horizontal y vertical. Para conocer con exactitud cuántos pueden llegar a caber en otro tipo de vehículo, solo necesitarás dividir el largo de la superficie del transporte entre 0’4. Con esta sencilla fórmula matemática, sabrás cuál es el número máximo de palés que puede soportar ese medio.

Ahora que ya conoces cuál es el peso de un palet europeo, podrás actuar en consecuencia y sacar el máximo partido a las cargas de tu empresa. Sus ventajas han hecho de este modelo el más utilizado en Europa, convirtiéndolo en competidor directo del isopalé o palé americano.